Busca tu tema aquí - Google - Lizerindex®

EL PREMIO DE HABER CAMBIADO

 
06/05/12
Hubieron tiempos en los que yo pude haber tenido cientos de amigos y amigas, pero había lago que influía en mi aquellos tiempos; algo que me hacía mirarlos por debajo de mi vista, como si fuera seres inferiores a los que no valía la pena siquiera mirar, cuando tenía dinero, me dedique a humillarlos, a hacer que se sientan mal ante mi presencia, me acostumbre a ser al que odiaban, cuando hablaban mal de mí, sabía que me envidiaban, estaba dispuesto a todo por probar que era superior; sin embargo, las cosas cambiaron, hubo un año en el que mi familia lo perdió todo, empezando por el dinero y terminando por nuestra condición social, de pronto en la universidad ya no podía ser el más brillante ni el más popular, ya no podía ser el más orgulloso, aquellos que fueron mis amigos se alejaron de mí, decidí trabajar para poder continuar pagando mis estudios, descubrí lo terrible que es pisar tierra, romperme el alma trabajado para ir a la clase tan cansado que me dormía en el aula, mis notas empezaron a descender, y poco a poco mi mirada fue cambiando, por fin pude verlos a todos como iguales, sin que me cuenten nada, pude entender sus sacrificadas vidas, estuve deprimido por ello, por lo mucho que estaba equivocado, poco a poco volví a establecerme como el mejor alumno de la clase, pero siempre pensando en ellos, de que tal vez el don de ser un buen alumno nadie me lo pudo quitar y por esa razón debí usarlo para ayudar a mis compañeros, empecé a hacerlo, y eso me hacía feliz, empecé a hacer grandes amigos y todo esto tuvo una gran recompensa, un día volví a conocer a una chica muy especial, digo que volví a conocer por que la conocí de forma extraña, pelaba antes con ella porque era mi única competencia en el aula, y antes jamás hubiese pensado en hablarle, pero ahora tengo una gran curiosidad por su vida, la invité a salir y acepto, en vista de que mi condición económica ya no era tan buena rogué a Dios que no sea como el común de la chicas a las que antes invitaba, fui a su casa, y descubrí que vivía en una urbanización común y corriente, no vivía en el centro ni entre los barrios más lujosos, su madre me recibió muy bien, me pregunto si éramos novios, le dije que era un compañera de aula a quien yo estimo mucho, su madre era una persona muy extraña, me pregunto tantas cosas que ya ni las recuerdo, pero si recuerdo dos cosas, la primera fue que me dijo que su hija nunca aceptaba salir con nadie, y esta vez se había esmerado mucho en arreglarse, la segunda fue que la cuide mucho y que la traiga temprano, eso es todo lo que recuerdo, porque cuando la vi casi me da un infarto, esa chica a la que una vez odie e ignore Lucia ante mis ojos como la mujer as hermosa que yo había visto antes, su madre trajo una cámara y nos tomó fotos juntos, ambos como por obligación sonreímos, mi padre me presto su auto así que la lleve en el hasta el lugar donde llevaba antes a mis amistades, casi o hablamos dentro del auto, pero le pregunte:
¿A dónde quieres que te lleve?
Ella no sabía que responder, o tal vez no conocía ningún lugar, sonreí por eso, ya estando en mi local favorito bajamos, no sé si fue consciente o inconsciente mi reacción pero la tome de la mano y así la lleve hasta nuestra mesa, me cuide de ser un caballero, hasta que al fin pude sentarme, ella me miraba incesantemente como si esperara que yo de dijera algo, luego de ello conversamos, y fueron tantas cosas, discutimos, y fue bastante, acerca de la universidad, y luego sonreímos como por cuerda y nos miramos a los ojos, le dije; estas hermosa, no puedo creer que estabas todo este tiempo en el aula y ni siquiera te mire jamás; ella creyó que yo quería ofenderla y se puso a la defensiva, deje que hablara todo lo que pensaba de mí, y cuando se quedó en silencio le conté mi historia, no dejo ni un segundo de escucharme atentamente, jamás había contado eso a nadie por temor a ser objeto de la burla, y cuando termine estaba tan avergonzado que quise irme, pero ella me tomo de la mano y me dijo:
No sabes lo mucho que te entiendo
me dijo que estaba feliz de que yo no sea quien ella pensó que yo era; luego de eso nos hicimos amigos, nos reímos de los profesores, de los cursos, de la universidad, note que me hablaba de una forma diferente, y no soltaba mi mano, cuando decidimos irnos el mozo nos dio la cuenta y ella casi se muere de saber cuánto iba a pagar, a diferencia de la ida, en la venida hablamos muchas cosas incluso de política; cuando llegamos al frente de su casa ella me beso, juro que nunca sentí tanta pasión, y nunca un beso me movió tanto que incluso el alma se sacudió, la entregue a su madre y desde ahí sentí que ya me hacía falta, ese día pude dormir, pude hacerlo después de mucho tiempo de insomnio, su luz me cambio la vida y me revitalizo, ya no importaba nada, ni ser el mejor, ni lo dura que era la vida, solo me importaba ella, salimos otras veces, ella me conto su vida, que maravilloso era compartir con ella todo, me dijo que se sentía orgullosa de mi, que después de todo resulte ser una buena persona, esta historia terminara en matrimonio, de eso estoy seguro, lo importante es que ahora somos felices juntos, y este es el grandiosos premio de haber cambiado.
Da clic para seguir el vínculo:
Fragmentos del libro: “El Vapor del Sentimiento” escrito por Jonattan Poul León Segura y que será publicado a mediados del año 2017, si quieres contribuir a la obra cuenta tu historia y envíala al correo japeliso4@hotmail.com y serás mencionado/a entre los colaboradores. Muchas gracias por contribuir a la Producción Latinoamericana, la mejor del mundo.








Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Busca tu tema aquí - Google - Lizerindex®

Búsqueda personalizada