Busca tu tema aquí - Google - Lizerindex®

UN SÁBADO COTIDIANO

 
17/07/08
Sábado, amaneció, por fin descanso, son las 7.00 AM, y no puedo dormir un segundo más, un calorcito agradable me acompaña, es ella, casualmente se levanta, y empieza el día, saca un tema de donde sea, vive quejándose de todo, me cuenta las cosas malas de toda la semana, y la verdad ya me aburrió, le hago sentir que me interesa, aunque la verdad no la escucho, mi cabeza piensa en el pasado, en esos pocos años de libertad que tuve, por fin para completar el día Daniela y Franco, mis hijos me caen como avalancha en la cama despertándome por completo, comprometiéndome con ellos a jugar, hay muchas cosas que quisiera hacer y no hago, quisiera irme a jugar futbol, ir con mis amigos a tomar un trago, hacer o asistir a una fiesta por la noche, pero me siento esclavo, esclavo de las decisiones de ellos, de mi familia, de pronto empieza a sonar el celular, es mi jefe y está molesto, fastidiado, al parecer no ha entendido que yo tengo una vida, estoy molesto ahora, tengo un duro trabajo y mi día a dejado de ser bueno, rompo mis compromisos con mis hijos, enciendo la computadora y empiezo, no estoy molesto por esto, si no que yo no he tenido tiempo para mí y todos los sábados son lo mismo, estoy agobiado por la palabra rutina, el mes pasado fueron mis vacaciones, en vez de ello tuve que quedarme en casa, aburrido esperando a mi familia, jamás he peleado por nada con mi esposa, pero creo que una sola pelea acabaría con nuestro matrimonio, lo peor es que poco a poco estoy sintiendo algo por mi secretaria, ella anda más tiempo conmigo que mi esposa, hasta ahora me he abstenido, pero no sé hasta cuándo podré hacerlo, mi cabeza me repite que tengo hijos, que tengo esposa, sin embargo en vez de ayudar eso más me motiva destruir mi hogar y no quiero hacerlo, por fin acabo mi trabajo en la maldita máquina, los ojos de fastidian, y es la hora del almuerzo, mis hijos me dan quejas de todo, uno del otro, estoy comiendo más por obligación que por ganas, lo único que falta es que hoy lleguen mis suegros; le sonrió a la vida y en la tarde me aqueja un sueño terrible, me acuesto un momento en la cama y me caen mis hijos, por dinero, se los doy para que no molesten más, temporalmente dejo de pensar en ellos, de pronto, la cena, una película de buen gusto y a dormir… Ya quisiera, hoy es sábado y mi mujer ha acostado temprano a los niños, ya se lo que quiere, le doy dos horas de sexo, ya no siento placer, ella por el contrario dice que he mejorado, que soy más ardiente, la verdad no la entiendo, la noche esta en su apogeo y ya es domingo, no sé en que acabará esto, estoy preocupado, no quiero tener otro hijo, y aunque estoy con ellos me siento solo, como muerto, sin vida propia y ese efecto suele mostrarse más en un sábado cotidiano…

Da clic para seguir el vínculo:
Historias de Amor

Fragmentos del libro: “El Vapor del Sentimiento” escrito por Jonattan Poul León Segura y que será publicado a mediados del año 2017, si quieres contribuir a la obra cuenta tu historia y envíala al correo japeliso4@hotmail.com y serás mencionado/a entre los colaboradores. Muchas gracias por contribuir a la Producción Latinoamericana, la mejor del mundo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Busca tu tema aquí - Google - Lizerindex®

Búsqueda personalizada