Busca tu tema aquí - Google - Lizerindex®

NUEVO COMIENZO

 30/12/09

De pronto un día conoces al amor de tu vida y crees que ahí acabo todo, es un momento eterno, la mirada, el compartir momentos juntos, pero es justamente donde notas que el amor es fugaz, que se acaba, que la convivencia es otra historia y que lo que los cuentos nos dicen para resumir argumentos como: “y fueron felices por siempre”, son dichos de los que hay que dudar, siempre no arrepentimos de algo, siempre las cosas pudieron ser mejores, pero, ¿Cómo corregir nuestro defecto?, ¿Cómo amar más allá de los límites?, este debe ser el debate de un hombre que desde hacía varias horas espera a su pareja, la cual parece que no vendrá, aprieta los ojos para no llorar y le repite cada media hora al mozo que está esperando a alguien, por fin una llamada, contestó el teléfono.

- ¿Aló?, ¿con quién hablo? - dijo el joven.
- Discúlpame, no iré a la cita que teníamos - dijo una voz femenina agitadamente.
- Pero Lucia, me dijiste que hoy si vendrías - dijo el joven preocupado.
- Lo sé, pero hoy me sentí muy mal - dijo Lucía, dando a entender que tenia un grave problema.
- Deja que valla a verte, te haré sentir mejor - dijo el joven.
- La verdad es que tengo compañía ahora - dijo Lucia, casi susurrando aparentemente para que alguien no escuche lo que hablaba.
- ¡Entonces terminamos!, entre tú y yo ya no puede haber nada Lucia - dijo el joven con tono enérgico y furibundo.
- Omar, no es el momento para hablar de eso - dijo Lucia aparentando preocupación.

Omar colgó el teléfono y bajo la cabeza, pidió una copa, pagó su estadía en la mesa y salió del restaurante destruido, se sorprendió de no haber llorado, ni siquiera una sola lagrima, después del romance apasionado que él y ella tuvieron, ella era una mujer casada, se sentía terrible de traicionar a su esposo.

Ambos tuvieron un momento de pasión enorme cuando fueron amantes, su deseo, su placer, gozaban del sexo y de estar juntos, Lucia se divorció y todo acabó y es que cuando el amor es prohibido es más intenso y más puro, es el arco iris en un mundo gris, sin embargo se acabó, dejo de ser prohibido y se convirtió en algo menor al amor, tal vez placer y nada más, razón por la cual se desmoronó de inmediato.

Omar tiró su celular por la ventana del auto y se fue a la playa de San José y avanzó entre las desoladas costas tratando de relajarse, pero no podía sacarse de la cabeza lo que le estaba ocurriendo, miró al horizonte, y vio la infinita arena moviéndose con el aire, y miró al mar las infinitas olas en su vaivén, hace mucho que no se desconectaba, estando solo pudo darse cuenta de muchas cosas, cuando la tuvo fue tan feliz y eso no se olvida, y en adelante podría estar con quien sea y tenía la seguridad de que nunca seria manipulado por una mujer.

Sube a su auto y va a casa, ordena todas sus cosas, le da prioridad a otros asuntos, sonríe cuando se ve al espejo, pero no fue tan fácil, aun en sueños el recuerdo y el nombre de Lucia le atormentaba, pero poco a poco, volvió a ver a sus amigos y a hacer las cosas que normalmente hacía, y de ponto sin darse cuenta un día mientras jugaba fútbol notó que ella ya no era alguien importante, que su corazón estaba por fin vacío de ella, al poco tiempo supo de Lucia, que volvería con su esposo, Omar por su parte lo había superado, esa tarde cuando salía del trabajo miró a su compañera de trabajo, y vio que estaba impactante, vestida de rojo y falda negra, ser acercó a ella, y no era normal que Omar haga ese tipo de cosas, ya que siempre era tan pretencioso.

- ¿Deseas algo Omar? - preguntó su compañera de trabajo.
- Te deseo a ti Fabiola - respondió Omar atrevidamente.
- ¿Qué estás diciendo Omar? - dijo Fabiola
- ¿Qué tal si salimos juntos y nos tomamos un café? - preguntó Omar.

Fabiola que desde mucho estaba enamorada de Omar aceptó la invitación que para ella resultaba casi un regalo del cielo; ese día ambos conversaron sobre sus vidas y descubrieron ser muy similares y Omar se sorprendió porque creyó que nunca encontraría a alguien que le haga sentir lo mismo que le hacia sentir Lucia, ahora no quería perderla y sabía qué debía hacer para evitarlo, de pronto, cuando tuvo la oportunidad, la besó y le dijo:
Fabiola, ¿quieres casarte conmigo?

¿Quieres leer mas historias de amor? Da clic para seguir el vínculo:
Fragmentos del libro: “El Vapor del Sentimiento” escrito por Jonattan Poul León Segura y que será publicado a mediados del año 2017, si quieres contribuir a la obra cuenta tu historia y envíala al correo japeliso4@hotmail.com y serás mencionado/a entre los colaboradores. Muchas gracias por contribuir a la Producción Latinoamericana, la mejor del mundo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Busca tu tema aquí - Google - Lizerindex®

Búsqueda personalizada